martes, 23 de septiembre de 2008

La crisis de Wall Street

La Crisis de Wall Street


Esta última semana la crisis financiera presentada en Estados Unidos ha mostrado las consecuencias negativas generadas en un mundo manejado por asesores codiciosos, y en búsqueda del logro personal por encima del bienestar general, a los cuales confiaron, tanto empresas como gente del común,la administración de sus dineros y ahorros obtenidos con esfuerzo y sacrificio.

Pero lo que hemos visto es simplemente la punta del Iceberg, pues durante años, estos "banqueros de inversión" fueron ensalzados y alabados como los héroes de la época al lograr generar riquezas imposibles de creer en poco tiempo y con soluciones supuestamente creativas, con un lenguaje ininteligible para muchos que permitía deslumbrar con engaño. O si no, revisemos cuantos podrían explicar el tema de los derivados (derivatives), de los seguros basados en ellos, los "Hedge Funds" o cual era su raciocinio para justificar la otorgación de préstamos hipotecarios (subprime) a deudores sin ninguna capacidad para asumirlos. Finalmente se destapó la olla podrida! La realidad mostró que todas las grandes maravillas logradas no eran mas que un espejismo de irresponsabilidades y ligerezas no tolerables que contradijeron las reglas básicas de la economía y de una administración racional de riesgos. Y como consecuencia de estas desgraciadas actuaciones empezaremos a recorrer una espiral negativa, en la que cada cual quisiera tener el control de administración de sus propios fondos, retirarlos de sus sitios de inversión, y estos a su vez iniciar la liquidación de activos a precios depreciados para cumplir con sus obligaciones, los gobiernos generando fondos de apoyo, o emitiendo dinero y todo confabulándose para crear una situación de inflación y de quiebras que nos pueden llevar a espacios de angustia no previstos.

Será que esto podrá servir para revisar los valores de nuestras sociedad? Muy dudoso. Solo recordemos el ejemplo de Enron, reciente aún, otra situación increíble causada por ejecutivos ambiciosos y mentirosos, alabados por la prensa y los medios por sus grandes genialidades, sin ninguna supervisión de las entidades de control y que terminaron robando a miles de inocentes e ingenuos inversionistas.

Es incomprensible el sistema vigente de premiar con decenas de millones de dólares a los creadores de estos esquemas de engaño que generan un éxito rápido y momentáneo pero que al final del ciclo culminan en desastre y estafa. Así como se les premia con el éxito se les debería multar con el fracaso, situación que nunca ocurría. Y como anillo al dedo, recomiendo leer el articulo de Maria Elvira Bonilla del Espectador, "La pedagogia del asfalto".
Solo hasta ahora, sus empleadores están empezando a sentir la presión de sus malas actuaciones. Es un mundo de desconfianza, de mentiras, de superficialidad y de supresión de los valores básicos que permitirían a la sociedad vivir en paz y confiando en los demás. No es de extrañar la crisis actual, la pérdida de los principios esenciales y el vacío que están viviendo en gran parte de los países desarrollados y por imitación en buena porción de aquellos en desarrollo.

Y como para empeorar la situación, o al menos su análisis, la crisis geopolítica en gestación, con invasiones, insultos de un gobierno a otro, desconfianza y deprestigio de sus dirigentes, discriminación y racismo en crecimiento hará que estos momentos de la humanidad sean recordados como un mal presagio de lo que pueda venir.

Recomiendo, para finalizar, la lectura de este interesante articulo aparecido en Yahoo que narra la increíble historia del pasado fin de semana en el que se tomaron, por unos pocos, decisiones que afectaron al mundo en forma inmediata

finance.yahoo.com/banking-budgeting/article/105802/Street-Scenes:-The-Players-Remaking-Financial-World?mod=weekend

4 comentarios :

  1. Juan Manuel,

    Muy interesante su artículo. Ánimo para que siga escribiendo que lo hace muy bien. Hay que revisar algunos problemitas con los "links" a los artículos y a su propio blog.

    Saludos,

    Jerónimo Castro

    ResponderEliminar
  2. Juan,
    Gracias por incluirme en el blog, he leido con detenimiento lo que acabas de publicar con relacion a este desastre de Wall Street y no puedo estar mas de acuerdo contigo. Es un castillo de naipes sustentado en mentiras y en el aprovechamiento de inversionistas ingenuos que depositaron su confianza en ellos. No habia pasado mucho tiempo el ejemplo de ENRON, (que de paso quiero poner a tu disposicion un DVD con esta historia, en la cual se muestra todo lo que paso, las increibles declaraciones de los Bush -padre e hijo- como grandes amigos de los dirigentes de ENRON, de los apagones de energia que produjeron en california con el fin de hacer subir sus ganancias, etc etc) donde tambien los accionistas de buena fé cayeron en la trampa........y ve tu a saber cuantas mas trampas nos rodean y nos asechan!
    Felicitaciones por esta iniciativa...no me perdere un solo escrito y con seguridad tendras mis comentarios...voy a revisar los anteriores que publicaste.
    Un abrazo grande,
    Edgar Holguin

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con lo que dices, sin embargo también me surge la duda de por qué, si estos sistemas son tan riesgosos y tan engañosos, son la base de la economía actual. Ahora todos los países andan asustados por las consecuencias que puedan tener estas caídas en la economía local.

    Por otra parte, me llama la atención que mientras estas personas pierden miles de millones de dólares, en Colombia hay otros que producen plata como el rey Midas. Hablo del fenómeno DMG, que se encuentra ubicado en el Mega Outlet de la Autopista, y a donde uno puede acudir si quiere duplicar el dinero que tiene. ¿Cómo hace este señor para que sus clientes inviertan un millón de pesos y él les devuelva dos? ¿Será esta la nueva "bolsa" de Bogotá...?

    ResponderEliminar
  4. Muy bien Chonto. Necesitamos mucha mayor conciencia por parte de los inversionistas y los consumidores en relación al valor real de las inversiones y las empresas. Una valoración que incluya la ética. los modelos de gobierno corporativo y los impactos sociales y ambientales. Ojalá esta nueva crisis sirva para replantear de raíz la forma de valorar y el direccionamiento del capital.

    ResponderEliminar

Sus comentarios son bienvenidos. Si no tiene identificación en los sistemas relacionados (Twitter, Google+, Facebook...) debe hacerlo como invitado. En tal caso, por favor asegúrese de incluir su nombre en el cuerpo del texto para poder responderle.

Su retroalimentación y sugerencias son muy importantes para el autor.Mil gracias

JMW