miércoles, 20 de noviembre de 2013

Nuestro próximo presidente


Soñar no cuesta nada


Publicado por Juan Manuel Wills Entrada No. 38 Año No. 4

Se avecinan las elecciones para presidente. El que tenemos, aún no sabe si lanzarse para continuar ejerciendo por cuatro años más. “Estoy en contra de la figura de la reelección pero constitucionalmente tengo derecho a ella” se le oye decir en declaraciones a un noticiero. ¿Será que se lanza y gana? ¿Es esto bueno para el país? ¿Cual candidato es el que más nos conviene? Un tema importante de análisis para los próximos días y meses, donde como siempre nos jugamos el futuro de un país que necesita cambiar en muchas áreas, y que no puede ni debe seguir esperando el milagro de la transformación sin que suceda ni escuchando las innumerables disculpas del mandatario de turno justificando el no cumplimiento de lo ofrecido -causas siempre fuera de su control, generadas por sus adversarios, por el clima, por los vecinos, por la mala suerte, por la falta de justicia, por la violencia…..Males generales de un país tropical.


En un muy interesante curso por Internet sobre la milenaria China, que la universidad de Harvard ofrece a quién quiera tomarlo (vía Internet por la opción de cursos virtuales, tan de moda por estos días), encontré un pasaje que me ha hecho reflexionar al respecto y que creo cae como anillo al dedo para estos tiempos convulsionados que se avecinan. 

Se conoce como el “Canon de Yao”, documento que hace parte del Shangzu o Clásico de la historia, el libro de los documentos de Confucio, uno de los más antiguos de la literatura y la sabia filosofía china. En este caso particular, se trata de una narración del gran pensador, escrita por el año 500 AC en la que relata las hazañas de un ser humano, Yao, (no un dios) conocido como el primer gran regente de la China que vivió en el 2500 AC. El origen del texto se deriva de la turbulenta época en la que vivía Confucio y el pueblo chino: estados luchando entre sí, señores feudales enemistados con sus pares y caos en el gobierno; el sabio pensador la compartió para resaltar la idea te tener un sólo gobernante que pudiera traer la paz, le hiciera el bien a su pueblo y se preocupara por el bienestar general.

Yao aparece de repente y hace cosas especiales desde siempre: por el tamaño del territorio delega el poder en los cuatro rincones de su imperio, consigue que todos vivan en armonía ….crea modelos de organización, busca su mejor sucesor, una persona que se lo merece por sus méritos, por su valor como ser humano más que por sus padres y su poder y le entrega el mando para asegurar mejoras de la vida en sociedad.

Este, el bello texto:

"Repasando los hechos de la antigüedad encontramos que al emperador Yao lo llamaban Fangxun. Era reverente, inteligente, hábil, sincero y suave. Actuaba de manera respetuosa y mostraba su gran modestia. Su luz cubrió los cuatro extremos del imperio y se extendió al cielo y la tierra. Fue capaz de hacer brillar a los mas capaces y virtuosos, de entregar su afecto a las nueve ramas de la familia y lograr la armonía entre ellos, dirigió y educó a toda su gente convirtiéndolos en seres brillantes e inteligentes. Finalmente unió y armonizó los miles de estados y todos se transformaron. El resultado fue de concordia universal. Luego solicitó con reverencia a Xi y He estudiar el augusto cielo, calcular y delinear el sol , la luna y los demás cuerpos celestes, y entregar respetuosamente a la gente las estaciones ... El emperador dijo: " Ah, Xi y He, el año tiene trescientos sesenta días, intercalen un mes podrán definir las cuatro estaciones del año y el año completo. 
[.............]
Si uno gobierna cuidadosamente con todos los funcionarios, los logros serán todos gloriosos."

(Traducción libre de JMW) 
El poema continúa narrando cómo Yao selecciona a su sucesor, y bien vale la pena, apreciado lector,  si tiene un tiempo de repasar su poético texto. Este es el enlace de la cita.

Soñar no cuesta nada. Sería una fortuna encontrar a alguien como Yao, y con él, romper con siglos de indiferencia, injusticia, intolerancia y peleas. Es el mandatario ideal que necesita con tanto ahínco un país como el nuestro, que se gane el honor de gobernar por ser una persona valiosa, equilibrada, honesta, y que piense en el bien común por encima del bien personal

Bien diferente a lo que vivimos en estos tiempos modernos: lo particular prima sobre lo general, la sensatez y la armonía es algo que se desconoce, la prosperidad es para unos pocos, la pobreza para muchos, somos apáticos de la vida en comunidad y a través de ello conseguir el crecimiento positivo de la sociedad, la corrupción galopante, la agresividad, la violencia….ni qué decir de mantener armonía con la familia, “ prefiero pelear con Pachito (su primo)…” o con todos; y no delegaré en unos gobernantes justos y equilibrados (¿no puedo?, ¿no quiero? ¿no sé cómo?). 


Dos codas al tema de la entrada de la semana pasada sobre la privacidad:


Primera Coda: ¡Si esto que dice Barak es así, hasta acá llegamos!




(Gracias a Nestor Fernández por este aporte)



Segunda Coda: Cómo ve Quino este mundo moderno de incomunicación.
Los términos, los valores, las ideas son otros desde que tenemos Internet.




















(Gracias a Rafael Gutiérrez por este aporte)


Cambio de diseño del Blog

En esta entrega se presenta el contenido en un formato diferente al usual. Buscando alternativas para facilitar la lectura.......

7 comentarios :

  1. No nos perdemos tus blogs, sigue escribiendo y motivando a tus lectores. Gran abrazo
    Hernando-Elisa Umaña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias. El propósito es el de mantener la regularidad en las publicaciones, y comentarios como el de ustedes, motivan mucho para continuar

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy bueno, ojalá lo encontremos y sepamos elegirlo

    Nohta Margarita Gómez Weber

    ResponderEliminar
  3. El curso de la civilización china está buenísimo. Y la caricatura de Quino también. Sobre política colombiana... no opino. Gloria Cuberos

    ResponderEliminar
  4. "Chontico Soñar no cuesta nada pero veo dificil que se nos aparezca un gobernante con las características que tanto necesitamos. Gobernar para el bien común."
    Consuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil, pero si todos dejáramos la apatía que tenemos con estos procesos y entregamos nuestro aporte y nuestra opinión empezaremos a sembrar en esa dirección

      Un abrazo

      Eliminar

Sus comentarios son bienvenidos. Si no tiene identificación en los sistemas relacionados (Twitter, Google+, Facebook...) debe hacerlo como invitado. En tal caso, por favor asegúrese de incluir su nombre en el cuerpo del texto para poder responderle.

Su retroalimentación y sugerencias son muy importantes para el autor.Mil gracias

JMW